Momentos

Y mira que me gusta esta palabra, al pronunciarla verdad que es como que se te hincha la boca? MOMENTOS,  y no me canso de repetirla y la de veces a lo largo del día que pienso en ella y me la digo – ya llega el momento. Y es que todo tiene su momento, a lo largo del día, a lo largo de la semana, a lo largo del mes……….la vida es la suma de todos esos momentos buenos y malos pero momentos

Los momentos del día:

– el momento de desayunar en paz, el momento de despertar a besos a los trolls, de chillar por el pasillo -correr que no llegamos- y  el de satisfacción cuando se baja el último del coche y miro el reloj del móvil y me premió con un café con leche templado rápido y una ojeada al periódico de papel.  Qué momento el del café!! sea sola o acaompañada !!qué momento señores!!.

– el momento de comer sola, con la bandeja sentada en el sofá en el cuarto de estar,  viendo la tele….como hace años!!

– el momento de entrar a trabajar y sentarme en la silla, encender el ordenador y sentirme bien

– el momento de la cena, a pesar de que casi siempre acaba como el rosario de la aurora, porque somos muchos y muy diferentes a pesar de tener la misma sangre.

Y mi momento del día ! Con la tablet y una manta, tumbada en el sofá, jugando Al Candy Crush, leyendo, haciendo Sudokus,  puzzles…esto ya depende del día, mientras escucho la tele a modo de radio.

Los momentos de la semana:

– llevo un rato pensando y he llegado a la conclusión de que no tengo ningún momento de la semana pero que adoro el jueves, este día está lleno de buenos momentos.y los sábados tampoco están nada mal.

Los momentos del mes:

– buuuuuffffff!!!! los de alivio cuando miro la cuenta en el banco y la hipoteca, luz, agua, gas….está pagado y todavía queda para ir al súper.

Los del año:

– mi viaje de ida en tren , el del inicio de las vacaciones cuando me cruzo España montada en un vagón, no me canso de mirar por la ventanilla, me encanta este momento.

Un lo que sea

Que triste es esto de no conservar nada de todo aquel glamour que un día tuve, mientras algunos escriben sobre sexo o erotismo, encuentros amatorios o bellos recuerdos de la huella del amor yo hablo sobre trolls y piojos, y lo más erótico que se me ocurre escribir a esta hora de la noche (00.24) y a estas alturas de la semana es de como yacen los conjuntos de ropa interior de color rojo pasión en el fondo del cajón, y como han ido ganado la batalla del día a día y ahora están en primera fila las bragas cómodas  que ¡Oh casualidad! son las más feas y  que rara vez coinciden con el color de tú sujetador favorito.

images

Si me viese mi madre ahora me correría a collejas por el pasillo, se ha pegado toda la vida diciéndonos a mis  hermanos y a mi que fueramos con ropa interior limpia y conjuntada. Ante la pregunta de -“que más da que esté o no conjuntada?”- siempre la misma respuesta que todavía retumba en mi cabeza cada mañana cuando abro el cajón de la ropa interior: -“no vaya a ser que tengáis un lo que sea, dios no lo quiera, y no os pille como dios manda”-y fíjate que utopías tiene la vida, que ahora que entro en edad de alto riesgo de tener un accidente ya sea cardiovascular, óseo o de otra índole, no me importa nada con que ropa interior me pille.

Siempre me he preguntado si influirá el ir ideal de la muerte por dentro a la hora de que el técnico sanitario de turno se esfuerce más o menos en salvarte la vida,  y tampoco sé si me imagino al enfermero comentando mientras toma un café ¿has visto las bragas color visón y el sujetador negro de la pelirroja? ¿te has fijado en los calzoncillos abanderado del calvo? ¿la morena de pelo largo iba sin depilar? , y si el accidente es muy grave y acabo muerta ¿que más me da ya? y tampoco creo que al tanatopractor de turno que le toque mi cuerpo le importe mucho si voy conjuntada o no.

Otro tema es la estima, no es lo mismo verte en el espejo después de la ducha con un conjunto interior mono que con uno cómodo, el día se afronta de manera muy distinta dependiendo de cuál sea el escogido. Llevar un conjunto gris perla con florituras te aporta más estima que un visón-negro o un blanco-blanco roto, aún así, los años enseñan que no hay necesidad de ir clavándote el lazo entre los pechos, colocandote bien ese pecho escapista que todas tenemos o soportando el picor del encaje a diario, que de vez en cuando está bien darse una tregua llevando ese “básico” que tiene en la misma proporción comodidad y fealdad y si !oh casualidad¡ ese es el día que tus dioses han escogido para tener el -un lo que sea-pues mala suerte.

palabras mágicas

images-gym2

Debo estar poseída, no encuentro otra explicación para justificar mi manera de actuar, lo he vuelto a hacer, he vuelto a entrar en un gimnasio, me he dejado engañar nuevamente por la publicidad engañosa y las frases que tocan el ego y que también son engañosas:

  • Vas a lograrlo, no va a ser fácil pero… lo conseguirás.
  • Lo único imposible es aquello que no intentas.

Abro el buzón en un día gris, gris plomo en el cielo y gris marengo en mi mente por culpa de la nueva rebelión vivida a las 7 de la mañana por parte de los pantalones que nuevamente se niegan a atarse, y ahí está el panfleto anunciando que hoy es el primer día de mi nueva vida y me hace pensar y me pregunto  ¿por que no? tengo tiempo, no es excesivamente caro y lo necesito, además volveré a crear endorfinas, esos péptidos opioides endógenos que funcionan como neurotransmisores.y que dicen que proporcionan felicidad (hasta ahora sólo he generado las que proporcionan cansancio) y que dicen que son tan buenas para la piel y para el humor.

Panfleto en mano y a sabiendas que estoy cometiendo un error me adentro en el antro nuevo con la intención de únicamente, solamente y exclusivamente  obtener información. Me atiende un chico joven que mientras me enseña las instalaciones me cuenta la cantidad de actividades que tienen para mujeres de mi edad (será gilipollas!!) y de los buenos resultados que se obtienen si se tiene constancia (eso ya lo sé listillo) y cuando ya estaba decidida a decirle que muchas gracias, que me lo iba a pensar soltó las palabras mágicas:

bajar volumen de los glúteos, del abdomen y de las piernas

En ese momento mi mente se nublo y perdí el poco raciocinio que me quedaba, saqué la tarjeta y pague y no por un mes sino por un trimestre para hacer indoor walking que según el demonio que me estaba atendiendo es óptimo para mi.

images gym1.jpg

De nuevo en casa imagino a los dioses tirados por los suelos llorando de la risa porque he vuelto a picar y lo más triste es que no se muy bien a que me he apuntado, la semana que viene cuando empiece siempre y cuando acabe viva se despejaran mis dudas y temores.

Matanza en Villa tejas

Mira que soy pacífica y que habitualmente no recurro a la violencia,  pero hay situaciones en esta vida que te obligan a sacar todas las armas para defenderte y este es el caso sino dime si es de justicia que un millón de millones de diminutos bichos asquerosos se apoderen de las cabezas de los trolls sin tan siquiera hacer amago de pagar ninguna clase de alquiler, se alimentan de su sangre sin dar nada a cambio y encima me están costando una pasta gansa en cada visita a la farmacia en busca de un producto milagroso que los elimine

descarga-4

Lo reconozco, he perdido la cordura, sentía envidia de Henar de su vida oscura y su capacidad para cometer asesinatos y como soy tan intensa para todo no tengo intención de cometer un asesinato en solitario sino una matanza en toda regla, un instinto asesino se ha apoderado de mí y tal es la sed de sangre que tengo que los voy a exterminar a todos, esta vez no va a sobrevivir ninguno.

No se si será verdad eso que pulula por ahí de que las compañías farmacéuticas los echan desde avionetas para vender los productos que los eliminan a precio de oro, si es así me gustaría decirles que cambien de ciudad que yo ya he pagado el canon y no pienso soltar un duro más. He probado todos los productos químicos y naturales, he pasado horas y horas con una peineta jugando al gato y al ratón con ellos, si la paso por la parte derecha de la cabeza les pica la parte izquierda y si los busco por la nuca se esconden en el pelo de la frente, tanto juego han acabado con mi paciencia así que me quedan dos opciones o cortarles la cabeza a los trolls o buscar un nuevo remedio bueno y barato, lo de bonito en esta ocasión me da exactamente igual.

Hecho mano de San Google ese amigo que todo lo sabe y me encuentro que el método definitivo es el enjuague bucal, parece ser que odian el olor a menta aunque también odian el olor del árbol de te y después de gastar dos botes se me queda cara de idiota cuando les veo rascarse de nuevo, así que les riego la cabeza con el líquido, sonrío al verlos sentados en el sofá con las cabezas envueltas en film transparente apestando a enjuague bucal y se sorprenden de mi sadismo cuando pillo uno y lo aplasto con la uña contra el lavabo mientras mando el cadáver a tomar por culo.

piojos

Han transcurrido dos horas y el lavabo está salpicado de cadáveres, he guardado las sábanas y las almohadas en bolsas de basura cerradas para que los que hayan optado por vivir en las telas mueran de inanición y prometo que, como les vuelva a ver rascarse la cabeza optaré por cortarles las manos.

y tú ¿porque te rascas la cabeza mientras lees está entrada?

Madres arrepentidas

El otro día escuché un debate en la radio que trataba un tema muy interesante y difícil de abordar, el tema ha surgido a raíz del libro “Madres arrepentidas” escrito por la Iraní Orna Donath de la que, he de confesar, nunca antes había oído hablar. Rápidamente fui a San Google que todo lo sabe y busqué el título del libro, lo primero que me salió fue un artículo en el Huffintong Post escrito por Marina Velasco Serrano del que os pongo unos interesantes extractos aunque yo creo que el título del libro lo dice todo:

“Si pudiera volver atrás… no tendría hijos, desde luego”.

Este es uno de los testimonios recogidos en el libro Madres arrepentidas, que precisamente surgió de los “ya te arrepentirás” que tuvo que escuchar la autora, Orna Donath, cuando decía que no quería tener hijos.

r-madres-403xfb

Madres arrepentidas da visibilidad a una realidad que, según cuenta la escritora a “El Huffington Post, “existe y siempre ha existido” pese a que no ha dejado de ser tabú. Para demostrarlo, Donath entrevistó a 23 mujeres que se arrepienten de ser madres; no porque la maternidad se les haga cuesta arriba, ni porque carezcan de medios, ni porque tengan hijos problemáticos. Simplemente, son mujeres que al echar la vista atrás se dan cuenta de que preferirían no haber tenido hijos, como Debra:

“Mis hijos son maravillosos, encantadores y lo que te dan es increíble. No desacredito eso. Ellos dan una dimensión a mi vida que de lo contrario no existiría. Pero ¿qué haría yo si pudiera retroceder en el tiempo sin sentir culpa ni todas esas ataduras? No elegiría este camino”. – Debra, madre de dos hijos de entre 10 y 15 años”

Todavía no me lo he leído pero tengo muchísimas ganas de hacerlo a pesar de que sé lo que va a decir y de mi respuesta (me pongo de pie):

– Hola, me llamó Tejas Rojas y reconozco que he pensado un millón de millones de veces que si no hubiera tenido hijos viviría mucho mejor.

Ahora que los tengo y que encima están casi criados no los cambio por nada del mundo como es natural y al igual que la Esteban (creo que es lo único que tengo en común con ella gracias a dios) yo por mis trolls mató pero,  y si no habría sido madre?? que habría hecho con mi vida?  estaría realmente viviendo en New York en un apartamento supermegaguay con un trabajo del copetín y acostándome cada noche con uno distinto o estaría  en un piso de mi ciudad con un curro de mierda y buscando un hombre como animal de compañía de manera desesperada? con la suerte que me caracteriza apuesto por lo segundo y siendo así ¿sería mejor mi vida que ésta que llevo de criada a jornada completa?

Crónica de un akelarre

descarga-2

Como me gusta el camino de vuelta a casa paseando y pensando con los tacones al hombro, empieza ya a forma parte del ritual del akelarre. Un día de estos tendré que mandar una carta de agradecimiento a la DGT por habernos obligado a dejar los coches en casa cuando salimos de cena y poder descubrir estas fantásticas caminatas a La Luz de la luna.

En el paseo de hoy rememoro la excelente cena digna de una reina, todavía segrego saliva cuando pienso en ella y las risas sentadas en la terraza de un bar producto de confesiones y desvarios propios de unas brujas en esencia pura.

Cuatro vinos, un rapito al horno con patatas panaderas, una tarta de queso con mermelada de arándanos  y dos gin tonic después (y aún me pregunto porque no adelgazo) puedo decir que la vida me ofrece una segunda oportunidad y que la acepto encantada.

images (4).jpg

Mis dos nuevas brujas para el akelarre encajan a la perfección con lo que busco en este momento de mi vida que no es más que comprensión y entendimiento y mira tú por donde que los dioses o el karma o quien coño se encargue lo ha hecho bien, al fin, alguien que escucha,comprende y entiende que la vida no es solo o blanco o negro sino que existe una amplía gama de colores y que cada cual es muy libre de pintar la suya del color que le venga en gana.

una puerta

No se si son casualidades es el destino o realmente hay entes pululando entre nosotros pero es muy curioso lo que me ha pasado.

descarga (3).jpg

El invierno pasado durante mis caminatas diarias pasaba delante de un pequeño cementerio que está en la cima de una colina, ahí está enterrada una chica, madre de unos críos del mismo cole que los míos a la que se la llevó un cáncer y con la que nunca tuve demasiada relación a pesar de que nos caíamos bien mutuamente.

Cada día desde que asomaba el cementerio en el horizonte hasta que lo perdía de vista le hablaba, al principio solo le preguntaba que qué tal estaba y le contaba alguna novedad del cole de la prensa del corazón o de mi vida, lo hacía en voz alta sin importarme que los jubiletas sentados en un banco dándose su baño de sol se diesen codazos entre ellos avisándose de la llegada de  “la pelirroja loca”, conforme fueron pasando los meses fui cogiendo más confianza con ella y hasta algún día me paraba en la puerta del cementerio si lo que le tenía que contar era un poco más largo.

Un día de esos en los que la desesperación por no encontrar trabajo se había apoderado de mi le pedí ayuda pero no sólo para encontrar un puesto laboral sino para cambiar la vida que tan poco me gustaba, le dije que me hacía cargo que bastante trabajo tenía ocupándose de la vida de sus hijos, su marido y toda su familia como para que aparecieses yo, una persona totalmente ajena en vida a pedirle un favor ya muerta.

Para mi sorpresa días después, gracias a un juego de carambolas casi imposible, entre en el images (3).jpgproceso de selección para un puesto en una empresa,  seguía pasando por su puerta a diario para informarle de cualquier novedad o chascarrillo y mantenerle informada de los avances laborales y de los cambios vitales que estaban sucediendo, el día que recibí la llamada diciéndome que el trabajo era mío me fui y estuve un buen rato dándole las gracias.

Hace mucho que no voy pero me sigo acordando de ella todos los días y siempre me quedará la duda de si fue una casualidad o no el caso es que me quedo más tranquila si le llevo un ramo de flores enorme para adornar la puerta de su nueva casa.