La caja de las esencias

Tengo tantas cosas que hacer que de tanto pensar en cómo hacerlas se me ha ido la mañana sin hacer nada, cosa típica en mi, así que para no entrar en conflicto decido dedicar la tarde a lo mismo, a no hacer nada, pero cuando ya estaba decidido el plan me ha venido a la mente la caja de las esencias y va a resultar que este puede ser un buen momento para abrirla.


Como cada año y sirviendo de precedente para años venideros he bajado la caja de “año nuevo” del altillo, esa en la que allá por enero de 2016 llené de todas las cosas que iba a cambiar, mejorar, hacer o deshacer a lo largo del año. Me lleno una copa de vino para que me ayude a mitigar la sensación de fracaso absoluto a la que me enfrento por no haber conseguido ni un solo logro, pero que poca fuerza de voluntad tengo por dios!!

Abro la caja y  comienza el juego que no consiste en otra cosa que ir sacando cosas y decir lo primer que te viene a la mente:

-lo primero que aparece es lo último que guarde, el pañuelo negro que cojo y lo aprieto contra mi nariz e inspiró, y huele a trozo de tela encerrado un año en una caja, ha perdido la esencia pero no la presencia, lo adoro, que poco le he visto este año y cuanto lo echo de menos. Le sigo queriendo tanto. Parece que no he pasado página así que el pañuelo otra vez para adentro.

-un cigarro y el mechero: de este año no pasa, hasta aquí de verdad de la buena y más cuando lo van a subir de precio, está vez va en serio, lo meto en la caja pero para primeros de año está fuera.

-el ticket de la báscula de la farmacia con fecha 16-12-2015,  a este como que le van a dar por saco, hago una pelota y !canasta¡ 

– la libreta con los objetivos:


podría hacer otra bola e intentar hacer canasta de nuevo y también podría tachar todos y poner como objetivo para 2017 una palabra

Pero decido que no la voy a romper , quiero vivir el momento de tachar todos  y cada uno de los objetivos y se que llegará un año en que lo podré hacer.

– aquí estáis vosotros, todos vosotros. Es un pos it rosa con el usuario y la contraseña de wordpress escrito a boli con nocturnidad y alevosía. También lo guardo.

Bueno no ha ido tan mal este año abrir la caja de las esencias, otros años dolía más pero ya empieza a ser más de lo mismo, la parte buena es que no añado nada, la dejo tal cual para poder dedicarme este año 2017 a mejorar y/o conservar lo que ya tengo y desechar lo que ya no quiero.

Anuncios

3 comentarios en “La caja de las esencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s