palabras mágicas

images-gym2

Debo estar poseída, no encuentro otra explicación para justificar mi manera de actuar, lo he vuelto a hacer, he vuelto a entrar en un gimnasio, me he dejado engañar nuevamente por la publicidad engañosa y las frases que tocan el ego y que también son engañosas:

  • Vas a lograrlo, no va a ser fácil pero… lo conseguirás.
  • Lo único imposible es aquello que no intentas.

Abro el buzón en un día gris, gris plomo en el cielo y gris marengo en mi mente por culpa de la nueva rebelión vivida a las 7 de la mañana por parte de los pantalones que nuevamente se niegan a atarse, y ahí está el panfleto anunciando que hoy es el primer día de mi nueva vida y me hace pensar y me pregunto  ¿por que no? tengo tiempo, no es excesivamente caro y lo necesito, además volveré a crear endorfinas, esos péptidos opioides endógenos que funcionan como neurotransmisores.y que dicen que proporcionan felicidad (hasta ahora sólo he generado las que proporcionan cansancio) y que dicen que son tan buenas para la piel y para el humor.

Panfleto en mano y a sabiendas que estoy cometiendo un error me adentro en el antro nuevo con la intención de únicamente, solamente y exclusivamente  obtener información. Me atiende un chico joven que mientras me enseña las instalaciones me cuenta la cantidad de actividades que tienen para mujeres de mi edad (será gilipollas!!) y de los buenos resultados que se obtienen si se tiene constancia (eso ya lo sé listillo) y cuando ya estaba decidida a decirle que muchas gracias, que me lo iba a pensar soltó las palabras mágicas:

bajar volumen de los glúteos, del abdomen y de las piernas

En ese momento mi mente se nublo y perdí el poco raciocinio que me quedaba, saqué la tarjeta y pague y no por un mes sino por un trimestre para hacer indoor walking que según el demonio que me estaba atendiendo es óptimo para mi.

images gym1.jpg

De nuevo en casa imagino a los dioses tirados por los suelos llorando de la risa porque he vuelto a picar y lo más triste es que no se muy bien a que me he apuntado, la semana que viene cuando empiece siempre y cuando acabe viva se despejaran mis dudas y temores.

Anuncios

9 comentarios en “palabras mágicas

  1. Tenía yo una entrada a propósito de los gimnasios que…
    Ja,ja,ja ¡Duro con ello!, cuando consigas subir una escalinata de 500 escalones corriendo y escuches de fondo el tema musical de Rocky… entonces estarás lista, ja,ja,ja. Me encanta el cartelito de la flaca. ¿Puedo copiártelo?

    Le gusta a 1 persona

  2. Me he reído mucho con el comentario del “gilipollas”. De tu edad, dice el idiota. Vamos que….lo que hay que aguantar. Yo prefiero andar por el parque viendo arbolitos pero, claro, los resultados no son los mismos.
    Muy bueno el cartel, lo de la gorda en pausa es genial.

    Le gusta a 2 personas

  3. Es una piedra en la que tropezamos una y otra vez. Yo también me he vuelto a apuntar al gimnasio y por ahora solo he conseguido ir un día. En cuanto pierdes la rutina siempre encuentras una excusa para no ir. Hoy no que estoy cansada, hoy no que tengo cosas que hacer en el ordenador, hoy no que mañana es fin de semana y no quiero estar con agujetas, hoy no que no tengo ganas de ducharme por la noche, y así hasta el infinito. Yo no desisto, solo tengo que coger carrerilla y listo, ¿me empujas?😀

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s