Conversaciones caninas

 

No, no me mires así que no me voy.


Eso de desaparecer todas las mañanas se ha acabado, eso de campar a tus anchas por estos metros cuadrados que por cierto pago yo se te ha acabado al igual que dormir a la mañana en mi almohada después de haberte dado un festín con la basura o si tienes el dia más glamuroso con los zapatos de la barbie, de aullar en la ventana como un maniaco cuando pasa Luna y su celo por debajo, siento ser cruel pero alguien te lo tenía que decir: -no le gustas! No me levantes las orejas y me mires con cara de sorpresa, no le motivas nada, quizá no te hayas enterado de que el tamaño en tu raza sí importa, (en la nuestra también, no te creas) y que tu pesas dos kilos y perteneces a los yorkshire y tu amada es labrador y pesa 25 y como comprenderás no voy a bajar a pasearte con la banqueta por si te surge la ocasión.

Si tuviese una lámpara mágica y de ella saliese un genio que me concediese un deseo sabes lo que le iba a pedir? Que te diese el don de la palabra durante unos minutos, los suficientes para que me expliques porque coño cuando comes hierba para purgarte siempre, siempre, pero siempre vomitas en el sofá blanco, no tienes suficiente suelo? Y ya puestos me podrías explicar también que tienen de eroticos los peluches de la baby? Porque siempre te chingas al osito blanco con un corazón bordado en el centro con su nombre? No entiendes que está en la época ñoña de dormir abrazado a él y que no doy a abasto para lavarlo. Joder mira que eres subrealista en esto del amor, con razón te llaman “vividorfollador” y mira que te pusieron los trolls un nombre regio, que cualquiera no se llama Rosko María Borja Gonzalo Froilan de todos los santos alegando ante el veterinario que tenía cara de rey.

Te das cuenta de que eres un nini? Ni estudias ni trabajas, cuida no te apunte a algún curso para perros guardianes y se te quite la manía de comerte a lenguetazos a todo pichifu que llama a la puerta, que no puede ser que solo le gruñas al vecino de enfrente vez que entra o sale, justo a ese es al que no se lo tienes que hacer. Tendrás quejas que te compro comida de marca habiendo de marca blanca, tienes chuches de todos los colores !hasta te compre un abrigo marca “Nikf” color verde a juego con tus ojos! y tú qué haces a cambio? Si claro, comerte las migas de pan del suelo, vaya ayuda.

Anuncios

6 comentarios en “Conversaciones caninas

  1. Jajajajajaja, vaya rapapolvos le acabas de echar al pobre. Lo de vomitar en el sofá debe ser una gracia perruna, un código secreto entre canes porque sino no se explica. Viven mejor que quieren, solo tienen una limitación y es que no pueden hacer pis a la hora que quieran, punto pelota. El resto son solo comodidades y mimos.
    Me ha encantado tu charla, di que si, ponle los puntos sobre las íes, aunque acabe comiéndoselos.😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s