la historia de las brujas de zurragamurdí

                    
Imagen de kukuxumuxu ( en castellano beso de la pulga) para promocionar el turismo en zurragamurdí.

El fin de semana anterior a la noche de san Juan, coincidiendo con la festividad pagana que festejaba la llegada del solsticio de verano (21 de junio), en las cuevas de zugarramurdi (Navarra), se celebra la fiesta del akelarre. La fiesta pretende acercarnos a los akelarres, los rituales enigmáticos y mágicos que las brujas de la localidad celebraban en sus parajes

El lugar conserva un atractivo casi único; un halo mágico que la envuelve por haber sido hasta el siglo xvii escenario de akelarres, reuniones paganas en las que hombres y mujeres escapaban de la rutina a través de festines desenfrenados, danzas en torno a hogueras y orgías a la luz de la luna. 

A principios de 1609 el rey francés Enrique iv, fiel creyente, embarcó a sus mejores jueces y hombres de fe en una caza de brujas para eliminar la hechicería en el sur del territorio galo. Muchas personas, temerosas de ser purgadas y ajusticiadas, huyeron a la vecina España. Entre ellas una joven, María de ximildegui, que regresó a su pueblo zugarramurdi (Navarra), situado a escasos kilómetros de la frontera.

Interrogada por el párroco local, y temiendo lo peor. A cambio de su salvación, la mujer confesó haber participado junto a otros vecinos del pueblo en reuniones paganas en las que se veneraba al diablo en el ‘akelarre’, el prado del macho cabrío, en euskera. María aseguró haber practicado la brujería, e incluso volado, con la ayuda del maligno.
Sus palabras llegaron a oídos del tribunal de la inquisición de logroño, que inició una investigación. El resultado fue un auto de fe en el que se juzgó a nada menos que 53 personas de la comarca: 21 quedaron en libertad, otras 21 fueron acusadas de delitos menores y al resto se les condenó a morir en la hoguera
El ocho de noviembre de 1610, las 11 supuestas ‘brujas’ ardieron en la plaza mayor de logroño. Cinco de ellas, que ya habían fallecido durante el proceso víctimas de las torturas o el suicidio, fueron quemadas en efigie junto a sus restos mortales. Además, la iglesia instaló 10 cruces para proteger al pueblo y resguardarlo de las garras del mal.
La repercusión que aquel acto de fe tuvo en toda Europa provocó el nacimiento de la leyenda negra de zugarramurdi, ‘el salem español’ o ‘el pueblo de las brujas’. Brujas que tiempo después se descubrió que no eran tales. No pasaban de ser una suerte de curanderas naturistas con alto conocimiento de las plantas y los animales, que consumían diferentes ungüentos alucinógenos para alterar su nivel de conciencia y buscar de otros planos.

                           
Y como esta noche, en mi tierra al menos, se quema lo malo, me he prendido fuego en los pies y aqui estoy, ardiendo.

Anuncios

28 comentarios en “la historia de las brujas de zurragamurdí

  1. ¿Te das cuenta de que yo he estado precisamente en las cuevas de Zugarramurdi el fin de semana anterior a la noche de San Juan?
    Ummmmmmmmmm.
    ¡Qué sitio más lleno de energía, de misterio, de leyendas…!
    Gracias por la excelente crónica y, por supuesto, ¡Ni se te ocurra quemarte por los pies! Hoy en día (Al menos algunos) podemos distinguir entre las brujas malas… y las magas de la palabra, como puede ser tu caso.
    Y te agradeceríamos que siguieras haciendo conjuros y sortilegios en forma de entradas en tu blog, para “robarnos” el alma.

    Le gusta a 1 persona

  2. Si se quema lo malo, en un supuesto incendio a nivel mundial tú serías lo último, o lo penúltimo, en ser quemada. No me gusta el dibujo, preferiría que se quemara otra cosa que no fueras tú, o bien que en vez de quemarte aparecieras disertando en una de esas orgías que también se celebraban. Eso quizá te pondría una mejor cara.
    PD. Si tú no estás, ¿quién nos va a alegrar las mañanas con tus entradas maravillosas?
    PD2. Con ese tipazo que tienes en el dibujo, entiendo que fiel reflejo de la realidad, no necesitas la braga-faja, ni la madre que la parió.

    Le gusta a 1 persona

      1. Las cucarachas? No recuerdo haberlas salvado. 😛 Eres demasiado buena como para que nadie te queme. De hecho, eres demasiado buena para que nadie te haga daño.
        Buenos días, tejas. Que tengas un martes tan estupendo como tú, pelirroja.

        Le gusta a 1 persona

      2. Jajjaa, hay que joderse, no sé si es que soy idiota o que no sé en qué día vivo. Recomento: Que tengas un miércoles tan especial, fantástico, estupendo, maravilloso y atento como tú, pelirroja.

        Le gusta a 1 persona

  3. Ardiendo nos libramos de todo lo malo. Yo desde hace mucho ardo en llamas cada vez que puedo… Bueno, además quería decir que qué pena más grande que la sociedad no haya cambiado en nada: A los miembros notables de la sociedad, a los que realmente tienen altos conocimientos, seguimos cargándonoslos, y denostándolos.

    Ea.

    Feliz día de San Juan. Una pena no estar en mi playa….

    Le gusta a 1 persona

  4. “Lo malo” es un concepto muy subjetivo, ¿no crees? Lo que para ti es malo, para los demás puede ser “muy bueno” 😉
    Las historias de brujas me fascinan y tú, con tu pelo rojo, tal vez desciendes de una, ¿eso sería malo? 😉

    Me gusta

      1. me ha encantado!! antes de nada aclarar que soy bruja blanca aunque tenga días muuuyyyy negrooosss. Que estoy pensando, ya tengo el negocio que voy a montar, una tiendecita de hechizos, no esta mal eh??
        mil gracias

        Le gusta a 1 persona

    1. Si, se puso tan de moda con la película…. pero es un espectáculo que hay que ver al menos una vez en la vida, es una pasada, las cuevas y el akelarre, en cuanto me toque la lotería compro un casoplón y os venís todos a verlo en vivo y en directo. prometido

      Le gusta a 3 personas

  5. Cómo me gusta kukuxumuxu. Cómo me flipa pronunciarlo y cómo me da brincos el corazón cada vez que recuerdo las camisetas que hacía cada año para San Fermín. Qué buena tierra es Navarra. Lo de los akelarres es algo que ponemos en práctica mis amigas y yo de vez en cuando. Necesitamos solo un café y unas cuantas horas de parla :D. Aunque por proximidad hacemos más el rito de la queimada galega. Me encantó tu entrada!!

    Le gusta a 1 persona

  6. Yo también tengo cositas del kukumutxu ese, mismamente el termo de agua de mi hijo es de esa marca. Y como dijo mi compi la del refugio..los akelarres los seguimos haciendo,pero sin quemarnos los pies que los necesitamos para juntarnos de vez en cuando 😉
    Besos tejas.

    Le gusta a 1 persona

  7. Ya me lo habían sugerido antes, pero hasta ahora que veo la foto al pie de tu relato, quedo convencido que las brujas de zurragamurdi, kukuxumuxu y todas las demás, tienen el cabello color rojo fuego y eso es lo que las identifica sin lugar a dudas jajajajaja…….

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s