danger, cuarentonas con pase per nocta!

No creo que exista nada mas peligroso dentro de la fauna urbana que un par de cuarentonas con pase pernocta, con entradas para un concierto en el bolsillo y muchas, muchííííííííííísimas ganas (quizás demasiadas) de pasarlo bien.

Los planetas se alinearon para regalarnos una noche entera de libre disposición, consiguieron (y te aseguro que no es nada fácil) poder colocar a los chicos, no tener que madrugar al día siguiente por tener alguna actividad que esto siempre acaba cortando el rollo, y, lo más difícil, que a pesar de todo lo vivido este año nuestras cabezas nos hicieran sentirnos espléndidas, con lo que la autoestima también decidió acompañarnos en esa noche de concierto, antes de salir de casa las mariposas estomacales me avisaban que se avecinaba una noche antológica, de esas de infarto, y no se equivocaban.concierto Como único preparativo especial estaba el  conseguir meterme y atar “los imposibles” de los conciertos, esos pantalones que sólo se abrochan si te tumbas en la cama y a los que no puedes abandonar en el armario, nunca se han perdido ningún concierto y ahora no los podía abandonar, sé que él nunca lo haría, o son ellos o no es ninguno, en posición horizontal con una mano en el botón buscas con la otra el ojal y una vez conseguido sólo me queda el conseguirme levantar. Soy consciente de que vez que vaya al baño me voy a cagar en todo lo que se menea pero es igual, a este concierto también van, y fueron y volvieron (dato importante este) y no me complicaron en exceso la  noche.

Una cena a base de bocatas regados con una botella de vino, la mitad del pan se quedo en el plato pero tuvimos que pedir más líquido que teníamos la boca seca por culpa de los millones de palabras y de las confesiones, nos interrumpimos constantemente, cambiamos de conversación cada dos por tres, las intercalamos con sonoras risotadas de esas algo histéricas fruto de un “te acuerdas de cuando….. y aquí va alguna animalada de las muchas que hicimos”, porque a pesar de que ahora somos un par de modositas y tímidas madres de familia hemos sido bastante cabras locas y hay cosas que nos acompañaran a la tumba y de las que sólo podemos hablar cuando estamos las dos solas. Con la paz que proporciona el saber que digas lo que digas no pasa nada, levantas de nuevo la copa para brindar en un intento de ahogar esta noche todas las penas, que esa que tienes enfrente te conoce hace muchos años, que han sido muchas fechorías compartidas, escapadas, vacaciones internacionales, nada se nos ponía por delante hasta que topamos con el amor y frenamos en seco en ese camino que estábamos  y que nos conducía directas al abismo.

Con la sonrisa tonta pegada a la cara y un gin tónic con mucho gin y poco Tonic que nos preparo un amable camarero siguiendo nuestras indicaciones, entramos al concierto, no sabes como consuela al ver que no estamos ahí para subir la media de edad sino todo lo contrario, incluso ayudamos a bajarla.

De lo que no nos acordamos es que los años no pasan en balde y que tanto batubirrillo de alcohol lo único que iba a conseguir era hundirnos, dicho y hecho, acabamos entre dos coches sentadas y respirando hondo para ver si conseguíamos anular esa noria maldita que se había instalado en nuestro cerebro y nos mirábamos y nos reíamos a carcajadas de vernos en esa situación y cuando le intentaba explicar a mi amiga que un ojo de un dinosaurio azul me tiene acojonada y a ella, que todo esto de la red le viene grande, me miraba como si hubiera perdido la cordura y me decía ¿pero estás bien?…copa_tinto Sólo eran las 2 de la mañana y a pesar de tener pase pernocta, no calibramos bien… ainsss esta edad que no perdona, ya era hora de regresar a casa (o al menos intentarlo), lleve a mi amiga a un taxi y yo decidí ir andando, ni corta ni perezosa me quite los zapatos y me los colgué al hombro, caminé mientras hacía mis ejercicios respiratorios en un intento de devolver la cordura a mi cerebro.

Y es que no aprendemos, no nos damos cuenta de que ya no tenemos 20 años y que no podemos mezclar alcoholes y graduaciones, el caso es que el camino de regreso a casa fue como una especie de gimnasia de preparación al parto, me iba diciendo a mi misma, tu respira hondo, inspiración, expiración… muy bien, venga otra vez… inspiración, expiración…. resaca

Y ahora toca pagar las consecuencias, llevo dos días enteros de recuperación, de eliminación de toxinas a base de beber mucha agua, de esa fresquita y es que ¡que buena es el agua y que sana!, de tomar mucho paracetamol e ibuprofeno, lo voy alternando y parece que el tambor que en un momento dado de alojó en mi cerebro ya se va callando,

shhhh

shhhh no grites! habla entre susurros que te escucho.

Anuncios

26 comentarios en “danger, cuarentonas con pase per nocta!

  1. No te imaginas lo que me alegra haber leído esta entrada, saber que estuviste bien y lo pasaste aún mejor. Que te divirtieras con las confesiones, con el concierto, con tu noche. Te he imaginado dando tumbos con los zapatos en los dedos y respirando como si tuvieras contracciones.
    Por cierto, eres escandalosamente espléndida. Tu cabeza no necesita engañarte para que creas que lo eres.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Con dos cojones! Me alegro mucho de que pasaras una noche loca aunque tuvieras que pagar un duro peaje en forma de resaca. Habría que haberos visto por un agujerito, pero más divertido hubiera sido haberos podido escuchar aunque hubieran sido 15 minutos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Que buena historia! Me ha encantado. Eso sí. Hay muchas cosas que admiro de las mujeres. Pero ninguna me causa tanta admiración como la iniciativa de “voy a quitarme los zapatos y andar hasta casa” por calles sucias y duras, con peligro de clavarse cualquier cosa y pisar cualquier “regalito” (y más si nos hemos dejado el norte en casa). Nosotros nunca nos atreveríamos a semejante odisea

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s