Estoy colgada

pastel

Porque hay días en los que no estás mal, estás fatal!! y da igual que el sol brille y que los pájaros canten en el alfeizar de tu ventana, es indiferente que la gente te sonría cuando te los cruces por la calle, que pongan en la radio tu canción preferida o que tengas la bandeja de entrada repleta de mensajes, nada consigue subirte ese ánimo que hoy lo llevas arrastrando por el suelo como si estuvieses paseando al perro.

Y como todavía, ni en el estatuto de los trabajadores ni en el convenio colectivo de padres y/o madres, está recogido el derecho a quedarte en casa envuelta en sábanas cuando tu cabeza te juega una mala pasada, tienes que levantarte y buscar una solución rápida para subir el ánimo, y sólo se me ocurre poner en práctica alguna de esas miles de recomendaciones que navegan por la red.images (1)

En un intento desesperado por recuperar  la alegría y poder enfrentarme al nuevo día me pinto los labios de rojo ya que, según dicen los expertos, es lo ideal para periodos de incertidumbre y quizá sea lo que necesito para sonreír a la vida y afrontar las idas y venidas con buena cara, dicen que las cosas se ven mejor y que tú te sientes mejor, así que opto por darme tres capas de barra de labios color rojo profundo, espero un rato a ver si surge el efecto deseado pero mi ánimo sigue decaído.

images (3)Quizá sea que me falta altura, dicen que desde arriba las cosas se ven mejor y el aire es más puro así que me subo a unos tacones de 10 centímetros, la pena es que no son ni unos “manolos” ni unos “jimmy choo”  e igual por eso lo único que consigo es que mis juanetes den alaridos y protesten por ser siempre ellos los perjudicados cuando el ánimo nos abandona.

Mientras pedaleo pienso que quizá no sea cosa del ánimo igual es una bajada de azúcar y pueda solucionarlo comiendo, así que aparte del café me pido un bollo, descubro que una vez ingerido mi ánimo sigue en el mismo sitio y encima me acabo de cargar las pocas calorías que había  quemado hoy, no se cuantos años de convivencia conmigo necesito para aprender que los problemas de la estima nunca se solucionan comiendo.

Hoy da igual lo rodeada que esté de gente, no importa que tenga de nueve de la mañana a nueve de la noche la agenda llena ni que disponga o no de unos brazos fornidos que me abracen a demanda, cuando se cierne sobre mi cabeza el nubarrón lo único a lo que aspiro es a mudarme a una isla desierta.nubarron

Y se presenta un nuevo dilema, tengo que elegir tres cosas para poder mudarme y hasta esto hoy me resulta difícil….. lo único que tengo claro es lo que no quiero: nada de amoríos, nada que adore a la Diosa Vanidad y de la diosa madre y la diosa esposa mejor ni hablar.

Una amiga estaría bien pero creo que lo que realmente me va a ayudar a sobrevivir es: Lo primero una enorme sombrilla, unas gafas de sol y un par de toneladas de crema con protección 50,  lo segundo un  montón de bolis y miles de hojas en blanco y tercero y último tabaco y vino a demanda.

Y es entonces, al elegir que me llevaría cuando me doy cuenta de lo que estoy colgada y en estos momentos es a no hacer nada, a escribir y a la mala vida.

Anuncios

6 comentarios en “Estoy colgada

  1. Hola….Te voy a dar un consejo: “No hacer nada ya es estar haciendo algo”… Yo pienso en todo lo que tengo que hacer a nivel personal, administrativo, como madre, como ex …. a veces lo mejor es ir dejando que las cosas surjan y se vayan solucionando solas…
    Otro consejo: Si te hace falta gente…acude a ella, si no fuese por mis amigas y nuestro aquelarre de brujas y esas sesiones de Ribera del Duero… ¡Que habría sido de mí!
    Y por último, en Madrid como dice la canción: “Aquí no hay playa”, pero tengo piscina y un jardín estupendo para hacer barbacoas…así que si algún día te apetece viajar a la capital…las puertas de mi casa están abiertas para que nos fuguemos a quemar la noche madrileña, o simplemente a tomarnos un vino y reir o llorar nuestras penas…Cuenta conmigo para lo que necesites!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo he leído hoy y es la respuesta a tu artículo…. el blog se llama “compartiendo macarrones” y creo que te lo escribe para tí….. http://compartiendomacarrones.com/2015/03/12/a-quien-te-dejo-marchar y por si acaso no funciona el enlace te lo copio y te lo pego……. que tengas un buen resto de día.
      Leí una vez, que cuando no podemos expresar nuestros sentimientos porque las palabras se agolpan en la garganta, cuando no nos va a escuchar quien tiene que hacerlo o cuando, simplemente, es mejor quedarse en silencio, lo mejor es escribirlo. Y funciona. Me funcionó en su momento. Hoy, me he visto reflejada en las pupilas de un desconocido y me he reconocido, tiempo atrás, en una situación similar. Por ello, he escrito estas letras. Para todas aquellas personas que necesitan decirse algo a sí mismas y a alguien en especial.

      1935c4139bed4a6905df517b55fb0212

      No se trata de rencor, no se trata de querer y no poder. Que no queremos cambiar nada y de nada serviría poder hacerlo. Simplemente, se trata de leer estas palabras, y sobre todo, de que alguien las lea. Porque en algún momento de tu vida, alguien te dejó marchar, y aunque haya llovido bastante desde entonces y sus huellas se hayan borrado por completo, de vez en cuando, recuerdas que un día alguien te dejó marchar. Y hoy, simplemente, quieres darle las gracias porque sin él, o sin ella, y esos días grises, hoy todo sería diferente. Por lo que, a quien nos dejó marchar le doy las gracias, por habernos construido.

      Hubo días malos. No vamos a fingir que no ha sido así. Hubo días muy malos. No sé si los hubo para ti, me imagino que sí. Cuando algo se acaba, aunque una de las partes esté totalmente convencida, siempre duele. No porque tengamos alguna duda, ni porque no lo deseemos, sino porque en algún momento, cuando todo comenzó, pensamos que el final no llegaría nunca. Y sin embargo, llegó, porque todo acaba, de una manera u otra.

      84303f3a38e762610dc13fd63e11e8e7

      Pero también hubo días buenos. En los que comparas, y te das cuenta de que tal vez es mejor así. Y que, probablemente, hubiera sido mejor así desde hace más tiempo del que queríamos creer. Que nos aferramos tanto a algo, simplemente por rutina o por comodidad, que olvidamos todo lo bueno que nos estamos perdiendo. Y me resulta sorprendente, cómo una persona puede cambiar por su pareja, moldearse hasta perder su esencia y volverse en blanco y negro, perder todo el color.

      No te deseo nada malo, de hecho, espero que encuentres el amor y, que esta vez, no tenga punto final. Digamos que este es momento “Someone like you” de Adele pero, bromas aparte, has de saber que no hay aversión en mis palabras. Que, simplemente, las cosas no siempre salen como queremos. Que esa frase de “no eres tú, soy yo” tiene más sentido de lo que queremos creer. ¿Que qué pasó? La vida. De nada sirve estar con alguien por pena o compromiso, simplemente es alargar lo inevitable. Has de saber también, que las cosas se pudieron hacer mejor, pero que tampoco es fácil. Que los hechos se van desencadenando un poco al azar y otro poco con la mala suerte.

      2675844b3168079bd993e09548e52993

      No lo sé. No sé qué pudimos haber sido. Y ahora, la verdad, no me importa. Me importó en su momento, y esa idea rondó por mi cabeza hasta que mi imagen de ti se difuminó y se perdió entre mis recuerdos. Porque, si algo tengo claro, es que siempre permanecerás ahí, en alguna parte de mi memoria, como alguien especial. Que si nos encontramos, no quiero que actuemos como desconocidos, porque si algo duele realmente es fingir que algún día no fuiste importante para mí.

      Pero alguien ocupó tu lugar. No tiene por qué ser una pareja. Tal vez fue una amiga, un amigo, tal vez en familiar, un compañero, un hobby. Y, obviamente, alguien ocupó el mío. Y así es como ha de ser, no quiero huecos vacíos en ningún corazón. Pero también tengo que decir, a quien me dejó marchar, que es una decisión con la que tendrás que cargar el resto de tus días. Que puedo prometerte, que jamás encontrarás alguien como yo, al igual que estoy segura que nunca conoceré a nadie como tú. Porque todos somos únicos, inigualables, especiales desde los pies a la cabeza. Que nadie te volverá a mirar con los mismos ojos, ni te sonreirá de la misma manera. Que nadie volverá a hacerte reír del mismo modo. Ni a hacerte llorar. Y tal vez, en algún momento, cuando creas que me olvidaste, alguien pasará a tu lado con mi perfume y durante unos segundos volverás tiempo atrás. Y pensarás. Pensarás en mí.

      55c9feb69fee615591a8645412d33e6f¿Sabes qué creo? Que un día cualquiera, una mañana cualquiera, después de un tiempo, te despertarás con alguien a tu lado y te darás cuenta de que me echas de menos.

      Hay historias que nunca acaban pero, del mismo modo, hay otras que nunca llegaron a empezar. Te deseo lo mejor a ti, y a quien te dejó marchar, por hacernos libres.

      Le gusta a 1 persona

      1. JOPE! Pues si, parece que me lo estuviera diciendo a mí… Esta noche lo vuelvo a leer e investigaré un poco más…gracias por enviarlo.
        No me cambies de tema….lo de escaparnos a lo Telma y Louise sigue en pie!!!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s