20 meses después…

Veinte meses después aquí estoy, me ha dado tiempo a tener dos embarazos seguidos, a separarme, divordiarme y volverme a casar, a escribir un par de libros, a estudiar y sacar unas oposiciones…

Jajaja ja!nada de eso ha ocurrido, en estos 20 meses de silencio no he hecho nada provechoso a parte de engordar unos cuantos kilos, hacerme un par de años más mayor y criar arrugas que se reproducen como los conejos.

Todo sigue igual, me sigue sobrando mes para tan poca nómina, sigo ejerciendo de burro de carga para llenar la nevera y que los vikingos la vacien en un asalto, de sirvienta y cocinera, de chacha y de chófer, de cajero automático, de ama de llaves y de sereno a las 5 de la mañana esperando que los “pequeños principitos” vuelvan a casa.

Sigo siendo la BFF(Best friend for ever) de una botella de vino en los momentos malos y de un cigarro en los de crisis, abandone a bolero (mi fiel amiga la bici) en una gasolinera una tarde de verano y desde entonces no la he vuelto a ver, me han nombrado animal en peligro de extinción los de greenpeace por ser la única ballena con bikini de rayas que queda en la playa y me han dado el premio “sancho panza” por ser la más fiel lectora y peor escritora de historias imaginarias de la tierra.

Vuelvo, que puedo hacer sino? Ahogarme en pensamientos y palabras que nunca escribo mientras camino los 10.000 putos pasos que recomienda la organización mundial de la salud y que no sirven para nada? Pues no! Aquí nos jodemos todos, yo escribiendo y vosotros leyendo.

Retomamos allá donde lo dejamos un 17 de marzo de 2017.

Anuncios

marrón oscuro, casi negro

Estoy reventada, me duelen los pies, la espalda, la cabeza y no es el virus de la gripe el causante de tantos dolores sino la semana agotadora que a dios gracias está acabando, la podría denominar como “semanita de mierda” ya que todos los días han venido con regalo, cada día desde el lunes hasta el jueves han traído su  correspondiente cajita con lazo  y todas ellas contenían “un marrón”.

images-2

He hecho pleno igual que en una máquina tragaperras con la diferencia que estas odiosas maquinas te dan dinero y con mi pleno te dan un premio en una concurrida ceremonia donde van todos los nominados de la semana. He ganado el Oscar en la categoría de “la más gilipollas” y mientras lo contemplo y me tomo un te pompadour delgaxan plus asumo que nadie se lo merecía más que yo.

images

A quién hoy en día le hackean el ordenador del trabajo encriptando todos y cada uno de los documentos, quién es tan gilipollas como para no tener copia de seguridad, a quién le vacila un hacker pidiéndole 399 bitcoins y quién es tan nuevamente gilipollas como para mirar en internet si esa moneda es de Vietnam.

images-1En el discurso de agradecimiento por hacerme entrega de un premio tan merecido no he podido menos que mencionar al hacker, de acordarme de sus muelas y de sus muertos,  de desearle que todo lo que saque en bitcoins se lo tenga que gastar en medicinas y que siento una profunda tristeza por no conocerle ni tenerle delante ya que no hay nada que me gustaría mas que invitarle a comer el contenido de cada una de las cajas.

 

pliegues

Da la sensación de que, como hace algún tiempo que no escribo todo está bien, nada más lejos de la realidad, necesito mi sesión de diván más que nunca pero como las desgracias nunca vienen solas estoy sufriendo también el síndrome de la página en blanco por lo que por más que me ponga delante del ordenador no hay manera de escribir nada, quizá sea que me falta mi muso hace mucho tiempo o que ya no soy capaz de sentir nada y únicamente me dedico a vivir como un alma en pena, pero sea lo que sea lo que me está pasando hay que superarlo así que aquí estoy.

images3

Os podría hablar de mis nuevos pliegues adiposos que se están reproduciendo como los conejos, cada mañana me descubro uno nuevo y cada mañana me digo a mi misma que hasta aquí, no me gusta ni ver lo que veo y a pesar de eso me visto y salgo a la calle pero con la cabeza gacha, no tengo nada que me haga levantarla, a media mañana cuando el pantalón que llevo intenta asfixiarme me asaltan  las ideas asesinas pero me controlo y acabo comiendo una manzana que cae como una piedra en el estómago, a la hora de comer hago acto de contención y a media tarde me encuentro un poco mejor sin llegar a perder images (4.jpgdel todo la tristeza en la mirada, cuando sale la luna una especie de hastío me hace mandar todo a la mierda y acabo comiendo lo que en ese momento me apetece, pero lo peor es el momento del duerme vela, cuando apoyas la cabeza en la almohada y repasas el día y me doy cuenta que ha vuelto a ser un día de mierda, sin ilusiones, sin aspiraciones, sin motivo alguno para levantarme al día siguiente, pero da igual porque el despertador va a sonar a la misma hora y me levantaré y me tocará vivir un nuevo día sin vida.

Es la parte mala que tiene ser tan intensa, la capacidad de hacer de unos pliegues un mundo porque si me pongo a analizar la situación las cosas no están tan mal, el curro va bien, los trolls siguen tocando las pelotas inequívoca señal de que están rebosantes de salud, sigo llegando al día 20 del mes con algo de saldo en la cuenta y he escrito 400 palabras en esta entrada 🙂

buscando

No estoy de retiros espirituales ni me he olvidado de escribir, no es falta de tiempo ni tampoco falta de ganas o de ideas, mi ausencia se debe más a que he tenido que invertir todo mi tiempo y mi energía en buscar.

descarga.png

He dado vuelta a la casa, he mirado en todos los cajones, armarios, cajas.. hasta bajé a la cueva de los horrores vulgarmente llamado trastero por si estaban allí, pero no tuve suerte y sigo sin encontrar los 17 años que he extraviado.

Me dí cuenta de que me faltaban cuando un día al salir del trabajo me encontré esperándome a mi hijo conduciendo mi coche, la imagen de verlo al volante me heló la sangre, pero si era prácticamente ayer cuando le estaba dando el biberón y cambiándole el pañal, ¿¿que coño ha pasado?? no es un tópico ni nada de eso, estoy realmente preocupada porque, no es que él haya pasado del 1 al 18 en un plas , la razón de mi desazón es que para mi también han pasado y no soy consciente.

Me faltan 6.205 días, al menos he encontrado los dos últimos años aquí escritos,  me han ayudado a revivir los días vividos y que los tenía olvidados, de los 15 años restantes sólo quedan documentos gráficos, en papel los más antiguos y en digital el resto, que me demuestran que no estaban perdidos sino vividos demasiado deprisa y después de un atracón de momentos capturados he llegado a la conclusión de que quizá sea el momento de frenar un poco y empezar a disfrutar.

 

Reculando

Apenas acaba de comenzar el año y ya estoy sopesando si renovar la cuota del gimnasio, yo como siempre al revés del mundo,ahora que todo el mundo plantea sus objetivos para el año nuevo y acuden en masa a inscribirse en el Gym yo ya estoy reculando y es que estoy hasta las narices de hacer ese esfuerzo sobrehumano de ponerme el chándal cada mañana, de traspasar la odiosa puerta del gimnasio, de inspirar ese olor a sudor comunitario, de que se me pongan la cara roja a punto de estallar para que al final me siga sintiendo como una mujer colchoneta, un día hinchada a reventar y al siguiente deshinchada y fofa. No puedo con mi vida!!

images-1-2017

Lo bueno que tiene esto de cumplir años es que la lista de objetivos va variando y es que lo de estar más o menos bien me empieza a traer al pairo, ahora lo que más me importa es sobrevivir a un año entero con sus 365 días, acabarlo viva, y es que últimamente me está tocando ir a demasiados entierros y funerales de esos que duelen porque son  de gente de mi edad a los que un diagnostico de cáncer galopante  les deja apenas unos meses para despedirse de los suyos y eso acojona además de que te hace pensar y en eso he estado ocupando mi mente últimamente, en pensar, y tanto he pensado que he decidido que no voy a malgastar  mi tiempo en ir a un sitio que odio, prefiero mis caminatas2-2017 diarias bajo la lluvia, las visitas diarias al cementerio de la colina, el pasar lista a los “jubiletas” que están sentados en el banco para asegurarme de que siguen todos y el verles como se pegan codazos cuando asomo avisándose de que llega la “loca del pelo rojo”.

Y que felicidad siento cuando salgo del “cubículo oloroso” con el papel de baja en la mano, y que poco me importa cuando nuevamente ponen mi foto en la pared como la socia que menos tiempo ha durado a modo de ejemplo de lo que no se debe hacer, me da igual, allí dejo a los cachitas y a las bollicaos que yo me voy con la manada de andadoras mañaneras solitarias a ver si me aceptan de nuevo.

Feliz año a tod@s!

 

Perroflauta

definiciones:

 1.-músicos ambulantes callejeros, con perros, rastas y trenzas en el pelo.

2.-sirve para describir el aspecto de tribus urbanas como los Hippies, los punkies o Heavies. De hecho, los llamados perroflautas pueden verse como el modelo hippy en su acepción más moderna.

3.-usado para denominar a las personas, sobre todo jóvenes, amantes de la naturaleza y todo lo que vive en ella, antisistemas, que realizan malabares con mazas de fuego o tocan instrumentos por la calle para sacar dinero, se acompañan de perros callejeros y consumen cerveza o mezcla de vino con refresco y drogas blandas.


Personalmente me quedo con la tercera acepción , la encuentro la más cercana a lo que yo considero un perroflauta. Te preguntaras a que  viene ahora lo de perroflauta? El tema o mejor dicho la palabra me la ha facilitado un amable señor que ha tenido a bien bajar la ventanilla y a la par que me hacía una peineta con la mano me chillaba diciéndo que era una perroflauta en un tono muy despectivo, y todo porque ha tenido que pegar un frenazo con su coche en un paso de peatones para dejarme pasar con la bici, parece ser que el buen samaritano llegaba tarde a algún lado y los 10 euros de rueda que se ha dejado en el frenazo le han debido de molestar un poco, yo simplemente he cruzado con una enorme sonrisa (que jode una barbaridad) y le he deseado en mi fuero interno que tuviese el peor día posible, pero no me he quedado tranquila y he pensado que igual no le faltaba razón al caballero y que si soy un poco perroflauta aunque habría que hacer algunos matices o variaciones a la definición número tres para adaptarla más a la realidad.

3.-PERROFLAUTAdenominar a las personas, sobre todo jóvenes, (joven, lo que se dice joven no soy, pero digo yo que los perroflautas tambien podrán ser maduros, mayores e incluso yayos no?)  amantes de la naturaleza y todo lo que vive en ella, (a mi la naturaleza me encanta y mi intención era haber vivido rodeada de árboles pero el plan se torció, en cuanto a decir amante de todos los animales me parece un poco exagerado, yo si quitan las cucarachas, las hormigas y los invertebrados en general y a los vertebrados se los llevan lejos, pues si, les quiero mucho a todos),  antisistemas (SI, totalmente antisitema aunque este  metida en el sistema hasta las orejas reivindicó mi condición de antisistema), que realizan malabares con mazas de fuego ( se hacer algo con 2 mandarinas pero con fuego ni hablar, que quién con fuego juega,  en la cama se mea) o tocan instrumentos (noche de Paz con la flauta dulce…sol,la, sol, miiiii), por la calle para sacar dinero (todavía no he llegado a ese extremo pero a este paso, es solo cuestión de tiempo), acompañan de perros callejeros (el mío tiene pedigree pero digo que valdrá igual) y consumen cerveza (en verano) o mezcla de vino con refresco (más en invierno y ahora que los refrescos tienen más impuestos el vino me lo tomo sólo) y drogas blandas (ojalá, hijo,ojalá!! pero debo confesar que la única droga blanda que tengo al alcance de la mano es el espidifen 600).

La próxima vez que Ud. buen señor, tenga a bien intentar atropellarme y al no conseguirlo decida insultarme, hágame el favor de hacerlo con propiedad, porque lo único que ha conseguido insultándome de esa manera ha sido frustrarme, con la ilusión que me hacía ser una perroflauta….y resulta que ya no encajo. 😩

La caja de las esencias

Tengo tantas cosas que hacer que de tanto pensar en cómo hacerlas se me ha ido la mañana sin hacer nada, cosa típica en mi, así que para no entrar en conflicto decido dedicar la tarde a lo mismo, a no hacer nada, pero cuando ya estaba decidido el plan me ha venido a la mente la caja de las esencias y va a resultar que este puede ser un buen momento para abrirla.


Como cada año y sirviendo de precedente para años venideros he bajado la caja de “año nuevo” del altillo, esa en la que allá por enero de 2016 llené de todas las cosas que iba a cambiar, mejorar, hacer o deshacer a lo largo del año. Me lleno una copa de vino para que me ayude a mitigar la sensación de fracaso absoluto a la que me enfrento por no haber conseguido ni un solo logro, pero que poca fuerza de voluntad tengo por dios!!

Abro la caja y  comienza el juego que no consiste en otra cosa que ir sacando cosas y decir lo primer que te viene a la mente:

-lo primero que aparece es lo último que guarde, el pañuelo negro que cojo y lo aprieto contra mi nariz e inspiró, y huele a trozo de tela encerrado un año en una caja, ha perdido la esencia pero no la presencia, lo adoro, que poco le he visto este año y cuanto lo echo de menos. Le sigo queriendo tanto. Parece que no he pasado página así que el pañuelo otra vez para adentro.

-un cigarro y el mechero: de este año no pasa, hasta aquí de verdad de la buena y más cuando lo van a subir de precio, está vez va en serio, lo meto en la caja pero para primeros de año está fuera.

-el ticket de la báscula de la farmacia con fecha 16-12-2015,  a este como que le van a dar por saco, hago una pelota y !canasta¡ 

– la libreta con los objetivos:


podría hacer otra bola e intentar hacer canasta de nuevo y también podría tachar todos y poner como objetivo para 2017 una palabra

Pero decido que no la voy a romper , quiero vivir el momento de tachar todos  y cada uno de los objetivos y se que llegará un año en que lo podré hacer.

– aquí estáis vosotros, todos vosotros. Es un pos it rosa con el usuario y la contraseña de wordpress escrito a boli con nocturnidad y alevosía. También lo guardo.

Bueno no ha ido tan mal este año abrir la caja de las esencias, otros años dolía más pero ya empieza a ser más de lo mismo, la parte buena es que no añado nada, la dejo tal cual para poder dedicarme este año 2017 a mejorar y/o conservar lo que ya tengo y desechar lo que ya no quiero.